Creemos en una nueva sociedad:

Donde la sociedad actual es el primer potencial educativa de los hijos, a la que los capellanes acompañan ofreciendo medios y oportunidades para que desarrollemos en comunión la misión de formar y armonizar la fe, la cultura y la vida.

Que se construye desde en sus hogares en donde los procesos de formación buscan el desarrollo de los hijos en un clima de respeto, colaboración, tolerancia, comunicación, libertad y solidaridad, en contraste con los modelos y antivalores individualistas y competitivos.

Creemos que nuestro estilo de ayudar a las personas:

Tiene a la consejería profesional y espiritual como protagonista, que promueve el desarrollo de la autonomía personal y que lo ayuda a descubrir las cosas por sí mismo.

Busca el desarrollo integral y armónico de la persona y que prepara para insertarse en la vida y ser útil a la sociedad.

Estimula el desarrollo de las capacidades intelectuales y sociales de las personas para que puedan organizar adecuadamente los contenidos culturales que el mundo actual ofrece.

Incentiva a la investigación, la creatividad y tiende al desarrollo habilidades artísticas y deportivas como expresión de la formación integral que se brinda a los jóvenes en situaciones de alto riesgo.

Promueve y facilita los procesos y medios necesarios para una constante renovación en la forma de ayudar y asistir socialmente en consonancia con los modelos humanitarios que buscan la formación humanística.

Es una educación inculturada, ya que los capellanes "vamos al encuentro de los congresos anuales allí donde están" para anunciarles el evangelio de Jesús capacitándolos de acuerdo a las necesidades del mundo.

EnglishFrançaisKreyol ayisyenEspañol